viernes, 22 de enero de 2016

Hummus

Hoy os traigo una receta de hummus aka cómo comer rico, vegano y sano siendo un vago.




El hummus es una especie de puré de garbanzos, originalmente lleva tahini que es una pasta de semillas de sésamo. Yo no suelo usarlo porque la verdad es que no lo gasto mucho, y con el precio que tiene no se me apetece comprarlo para cuando de vez en cuando hago hummus. Lo que suelo tener en casa son semillas de lino dorado molidas. Las compro enteras y las muelo en el molinillo de café (o de semillas, porque nunca lo he usado para moler café! jejeje) y luego las añado a algunos patés vegetales, ensaladas, batidos... Así que ya sabréis cual es el cambio que he hecho, no? Pero si vosotros tenéis tahini en casa podéis usarlo perfectamente, yo cuando tengo lo uso.

¿Que cómo se come? Pues el hummus está riquísimo, así que puedes coger una cuchara y volverte loca, o con tostadas, o con crudités, etc...

En este caso yo lo serví con unas tostadas de pan ecológico de masa madre de centeno integral.

¿Quiéres saber cómo lo hago? Entonces sigue leyendo...







Ingredientes:

- Un bote de garbanzos cocidos de 400 gramos.
- 1-2 dientes de ajo (yo uso dos, quitándole el nervio).
- 2 cucharaditas de semillas de lino dorado molidas* o de tahini.
- El zumo de un limón.
- Sal al gusto.
- Una pizca de comino.
- Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
- Un poco de perejil y de pimentón de la vera dulce para servir.

Elaboración: 

El hummus es lo más sencillo del mundo. Tan sólo hay que enjuagar y escurrir bien los garbanzos cocidos y ponerlos en el vaso de la batidora.
Añadimos los dos dientes de ajo (sin el nervio), las dos cucharaditas de linaza, una pizca de comino, sal al gusto y un chorreón de aceite de oliva virgen extra. Cortamos el limón y lo exprimimos por encima apretándolo con las manos.
Y por último se bate todo hasta conseguir una consistencia cremosa. Mientras vas batiendo ve observando la textura, si lo necesitas puedes añadirle un poco más de aceite o agua.
Sírvelo con un poco de pimentón dulce de la vera, un poco de perejil y una pizca de aceite de oliva virgen extra.

Notas: 

Las semillas de lino las compro enteras y utilizo este molinillo para molerlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...